Español   English   
Arte y Ritmo
Punto de encuentroVideotecaTu músicaPublicacionesEl rincón del artistaNoticias e Informaciones
Para todos
ExposicionesEventosEspectáculosConciertosCongresosConcursosCursos y seminarios
ir
SER MIEMBRO
Un 'dream-team' a los pies de Mahler

 

Un siglo después de su muerte, Leipzig se vuelca con la figura de Gustav Mahler resaltando la vinculación del compositor con la ciudad y organizando un Festival Internacional de casi dos semanas -hasta el próximo 29- en el que varias de las mejores orquestas del mundo interpretan la integral de sus sinfonías.

Una auténtica constelación de estrellas por la que desfilan desde la Filarmónica de Viena a la Concertgebouw de Ámsterdam, pasando por la Filarmónica de Nueva York, la Sinfónica de Londres y, en el ámbito alemán, la Staatskapelle de Dresde, la Orquesta de la Radio de Baviera o, como anfitriona, la Gewandhaus de Leipzig. Los maestros son también de relumbrón: Riccardo Chailly, Esa-Pekka Salonen, Valery Gergiev, Yannick Nézet- Séguin, Fabio Luisi... Todo una orgía sinfónica ricamente complementada por conferencias, exposiciones, películas, publicaciones o coloquios, lo que ha motivado un auténtico peregrinaje a Leipzig de aficionados de medio mundo.

En Leipzig vivió Mahler desde finales de julio de 1886 hasta finales de mayo de 1888. Un contrato como segundo director musical en el Stadttheater facilitó su consolidación como director de orquesta y propició que surgiera definitivamente su vocación de compositor. En Leipzig compuso su Primera sinfonía y terminó la orquestación de Die drei Pintos, esa curiosa ópera de Carl Maria von Weber que se desarrolla entre Salamanca, Peñaranda y Madrid. Además, Gustav Mahler dirigió en Leipzig varias óperas de Wagner, pues no en vano allí nació el compositor alemán. Fue allí precisamente donde volvió a enfrentarse a Il trovatore, de Verdi (la primera ópera que había dirigido, con tan solo 21 años), y donde conoció a personalidades como Arthur Nikisch, Chaikovski, Richard Strauss, Cosima Wagner o Anton Rubinstein. Aunque después volvería -varias de sus sinfonías se editaron por primera vez allí-, el impacto de los 22 meses que vivió de forma continuada en Leipzig fue fundamental. Así lo ha recogido un excelente libro editado por Claudius Böhm en Kamprad, en el que colaboran, entre otros, Sonja Riedel, Constantin Floros o Henry Louis de La Grange.

¿Qué tiene Mahler para que provoque semejante fascinación? Fabio Luisi, principal director invitado del Metropolitan de Nueva York y próximo director de la Ópera de Zurich, afirmaba horas antes de ponerse al frente de la Concertgebouw : "Mahler es la intensidad en música. Sus sinfonías son como microcosmos que fusionan la felicidad y el dolor, la nostalgia y la tristeza, la alegría y la duda".

La importancia de Mahler en la salida hacia nuevas estéticas, sin renunciar a las emociones, está fuera de dudas. Con el paso del tiempo su valoración artística se acentúa. Los conceptos interpretativos que mejor se ajustan a su discurso son más discutibles. En Leipzig he escuchado defensas encendidas de la manera de hacer Mahler de los directores más opuestos. La verdad no es única, afortunadamente.

Esta explosión de mahlermanía se cerrará el próximo fin de semana con la Novena y con tres sesiones de Riccardo Chailly y la Gewandhaus dedicadas a la Octava. Como contrapunto, la vecina Ópera de Leipzig, en su temporada del cincuentenario, realizó el pasado viernes el estreno europeo de la ópera para niños La princesa árabe, del compositor bilbaíno Juan Crisóstomo de Arriaga, anteriormente programada en Ramala por la Fundación Said-Barenboim y su orquesta judío-palestina.

El País

Noticias e Informaciones
 
Arte y Ritmo
C/ Juan Pablo Bonet, 18 Pral
50006 Zaragoza • España
E-mail. dpto.gestion@arteyritmo.org
E-mail. comunicacion@arteyritmo.org
Tel. (34) 976 060 819
Tel. (34) 976 277 693
Aviso legal Desarrollado por Laso, S.L.